Chequeos

La detección precoz de ciertas enfermedades nos da la mayor posibilidad de poderlas tratar con éxito. En la actualidad ofrecemos los chequeos de Lehismaniosis, Geriátricos, displasia de cadera y cardiovasculares.
 
Leishmaniosis

Los cuadros clínicos de la leishmania pueden ser cutáneos o visceral. Los cuadros cutáneos suelen ser caspa, alopecias alrededor de los ojos, heridas y callos crónicos que tardan mucho en curar, y pérdida de peso del animal. El pronóstico de estos casos suele ser bueno, siempre y cuando se lleve un control de la enfermedad.
El cuadro visceral suele manifestarse con un fallo de órganos internos siendo el más frecuente de ellos insuficiencia renal. En estos casos el pronóstico es más reservado debido a la toxicidad renal de algunas de las medicaciones usadas para tratar la leishmaniosis.
La leishmania es una zoonosis es decir una enfermedad que se puede transmitir a las personas. El modo de contagio no es por vía directa sino a través del mosquito por lo que el riesgo es prácticamente el mismo teniendo un perro infectado en casa que sin tener perro alguno. Así como la prevalencia en perros es muy alta en Mallorca, la prevalencia de humana es muy baja y afecta generalmente a pacientes inmunodeprimidos.
La leishmaniosis la diagnosticamos mediante los anticuerpos y proteinograma en una muestra sanguínea. Una vez diagnosticada evaluamos el resto de órganos internos para determinar el grado de afectación del parásito. En casos concretos, usamos la punción de médula ósea para diagnosticar el problema.

Geriátricos

Muchos casos de insuficiencia renal, hepática o artrosis son de evolución lenta y síntomas inespecíficos que se engloban en el cuadro del  ¨PERRO o GATO VIEJO¨  descenso de la actividad, pérdida de peso, dificultad al andar, etc….. Y si bien no podemos evitar esos problemas relacionados con la edad, si que mediante un diagnóstico precoz podemos retrasarlos. Para ello se estableció el chequeo geriátrico que incluye una analítica completa, electrocardiograma, toma de la presión sanguínea, radiografía torácica, urianálisis y un examen neurológico y ortopédico completo. Una vez evaluado el paciente en su totalidad determinaremos si debemos realizar alguna prueba complementaria, cambio a nivel de alimentación, hábitos de vida o introducir alguna medicación para mejorar y alargar su calidad de vida.

Cardiovasculares

Es frecuente que nuestros pacientes sufran de problemas cardíacos que desconocemos hasta que están ya muy avanzados y difícil control. El pronto diagnóstico y tratamiento de estas patologías es la mejor salida para alargar la vida de nuestros cardiópatas. El chequeo cardíaco consiste en una ecografía cardíaca, radiografía torácica, electrocardiograma y presión arterial. Toda está información nos permiten ajustar la medicación adecuada de su mascota.