Cirugía

AHV es un centro de referencia quirúrgico de otras 40 clínicas veterinarias de la isla.


Semanalmente recibimos casos que necesitan de un especialista para su resolución. Se ha conseguido gracias al equipamiento de nuestros quirófanos uno destinado a la traumatología, uno de tejidos blandos y un tercero dedicado a limpiezas de boca y cirugías contaminadas, máquinas de anestesia, monitorización cardíaca, instrumental para cirugías tan distintas como reparar una pata rota de un Yorkshire de 1,2 kg. o resolver un cáncer de mama en una Gran Danés de 85kg.. El instrumental y suturas que usamos son los mismo que usan nuestros colegas de humana, siendo de la máxima calidad para evitar complicaciones en el postoperatorio.  Pero el instrumental no lo es todo, nuestro equipo humano lleva años formándose para dar el mejor servicio posible, estando atentos a todas las novedades del campo. Desde el inicio de AHV, el Dr. Riera ha ido recibiendo casos de otros centros que han necesitado de su experiencia como cirujano para su resolución. Gracias a esa experiencia y a los conocimientos adquiridos en los numerosos cursos realizados podemos darle el pronóstico y la calidad de vida a esperar de cada cirugía.

La traumatología veterinaria es una de nuestras especialidades y cada año nos enfrentamos a más de 130 fracturas que tienen que ser reparadas. También entra dentro de esta especialidad el tratamiento de condiciones tan serias como displasia de cadera, displasia de codo, artrosis,  roturas del ligamento cruzado anterior, y un sin fin de patologías articulares, afortunadamente no todas ellas requieren el paso por quirófano y pueden ser tratadas médicamente.

Es importante saber que el tiempo que su mascota este en nuestro centro será bien atendida y cuidada, una de las enfermeras cuida a su mascota desde el ingreso hasta que se ha recuperado de la anestesia a fin de minimizar complicaciones. Se suele concertar la cirugía por las mañanas para que en el momento de la recogida  su mascota este despierta y normal. También le llamaremos tan pronto su mascota salga del quirófano para decirle como ha ido la operación y usted pueda relajarse.

AHV considera muy importante el control del dolor de nuestros pacientes. Para ello ya añadimos analgesia a nuestra premedicación tratando el dolor incluso antes de que se produzca. También le daremos la medicación analgésica necesaria para evitar el dolor esos primeros días de la cirugía. Creemos firmemente que el éxito de nuestra cirugía se basa en gran parte en el control del dolor.